¿Cómo elegir el nombre ideal para tu Marca?

Estas ante uno de los momentos más importantes en el nacimiento de tu Marca: elegirle el nombre que la va a definir, identificar y distinguir en el mundo. La primer o primeras palabras con las que tu cliente la identificará y buscará. Es el principio, casi de todo.

Pensemos en nuestro nombre, esa palabrita que con tanto amor nos eligieron para llamarnos, para identificarnos, esa es nuestra marca personal, es nuestro signo de identidad.


En el momento en el que empezás a pensar e idear tu marca, y en darle un nombre, una de las primeras decisiones que debes tomar es si vas a denominarla con tu nombre personal o si le vas a dar un nombre de fantasía para identificarla. Si decidis identificar tu marca con tu mismo nombre ya tenemos gran parte del camino decidido, pero si por lo contrario decidis darle otro nombre diferente a tu nombre personal entonces vamos a tener que seguir avanzando.


Personalmente soy de las que bautiza todo, si así como lo lees, le pongo nombre a todo: a la computadora, a mi máquina de coser, a la cámara de fotos, a todo realmente a todo. Y eso me hace sentir pertenencia y le da un sentido único a cada “cosa”, además de retarlo con “nombre propio” cuando el querido cpu se me revela, por ejemplo. Y por eso este tema de “bautizar marcas” es una de las etapas que mas me entretienen y gustan.

En este momento estas a punto de darle EL nombre a tu marca y seguramente será un momento de ansiedad, dudas e incertidumbre. 

 Además de hacerlo con intensión y con ciertos criterios estratégicos, sería lindo que disfrutes de la búsqueda y elección, no te parece?

No hay tiempos estimados para decirte cuanto debería durar la búsqueda y elección. Tomátelo con calma para llegar a un buen resultado. No te apures si no estás totalmente convencida. Vamos a tratar de hacer de esta instancia un momento lindo e inolvidable. Vamos por ello!

Por donde empiezo?

Muy bien, buena pregunta. No hay reglas estrictas, pero vamos a tener en cuenta y seguir estas características como guía para encontrar y elegir un buen naming:


#1. 
Querés que tu marca se diferencie? Supongo que estarás pensando que si, entonces la primera característica a cumplir es que el nombre sea: único.

Lo primero que buscaremos es que tu marca se diferencie, principalmente del resto de marcas que hay en el mercado y ofrecen productos o servicios similares a las tuyos.

Una buena manera de ir avanzando, es a medida que se te ocurre un nombre que consideras que es viable, ir a Google y fijarte si ya existe alguien que lo esté utilizando.

Si ya esta utilizado, yo te recomendaría que vuelvas a empezar y buscar otra denominación para evitar, por un lado, confusiones más adelante en tus clientes, y por otro algún “dolor de cabeza” por cuestiones legales si es que ese nombre ya está registrado debidamente como marca.


#2. 
Querés que las personas recuerden fácilmente tu marca y la puedan nombrar rápidamente? entonces la segunda característica a cumplir es que el nombre sea: breve y fácil de pronunciar y escribir.

De esta manera estaremos logrando que nuestra marca pueda ser nombrada y recomendada con facilidad. Y no olvidemos que también de esta manera, favorecemos que sea fácil de escribir.


#3. 
Querés que tus clientes recuerden tu marca asociándola con la originalidad? entonces la tercera característica a cumplir es que el nombre sea: creativo y atractivo.

El tema de la creatividad y originalidad nos puede ayudar (junto a otros elementos y aspectos que iremos conociendo y desarrollando más adelante) a distinguirnos del resto y no ser uno más del montón.

El nombre de tu marca debe ser atractivo, debe dar gusto pronunciarlo y debe causar una agradable sensación.


#4. 
Querés que tu marca desde el principio tenga sentido? Entonces la cuarta característica a cumplir es que el nombre: transmita un mensaje.

Obviamente una cuestión importante al elegir el nombre de nuestra marca es que esté relacionado con el mensaje que queremos que ella comunique y/o con los productos o servicios que estaremos ofreciendo en ella.

De esta manera será muchísimo más fácil para las personas poder lograr la asociación entre el nombre y lo que ofrece la marca, o la filosofía o la esencia que queremos respetar, evitando posibles confusiones o mal-interpretaciones.


#5. 
Querés que tu marca se destaque? Entonces la quinta característica a cumplir es que el nombre sea: innovador.

Intentá al elegirlo salir de lo convencional, si bien hay algunas reglas que es interesante seguir para causar sensaciones en las personas, también hay momentos en los que romper algunas de esas reglas te pueden llevar a resultados interesantes y que te ayuden a resaltar positivamente.


#6.
Querés que tu marca nunca pase de moda? Entonces la sexta característica a cumplir es que el nombre sea: atemporal.

No te dejes guiar por las modas o las tendencias actuales, elegí un nombre que no caduque en el tiempo.

 

#7. 
Querés que tu marca te dé posibilidades de seguir creciendo? Entonces la séptima característica a cumplir es que el nombre: no te genere límites.

Puede ocurrir que al elegir el nombre y tener en cuenta los productos o servicios que ofreces le das un marco limitante inicial, que te puede impedir el día de mañana anexar nuevas líneas de productos o servicios.

 

Tu marca va a ir creciendo, puede que vaya mutando, y puede también que vaya variando o ampliando las líneas de productos o servicios que ofrece. Entonces, lo ideal es que el nombre no este únicamente cerrado y condicionado a un solo producto/servicio inicial.

 

No existen formulas mágicas, tenes la total libertad de elegir, crear y componer a tu manera el nombre de tu marca. Sí es importante seguir estas reglas si lo que realmente queres es que dicho nombre quede grabado en la mente de tus posibles clientes.

 

Pero desatá tu creatividad libremente y que vengan a ti los posibles nombres! Luego procederás a seleccionar y quedarte con el que creas más adecuado para definir tu marca.

 

Recordá siempre mantener un “plan B” o segundo nombre alternativo, por las dudas que el que hayas seleccionado ya exista y esté registrado.

 

Genial:

Ya elegí el nombre que identifica a mi Marca!

Y ahora como lo protejo?

La manera apropiada de proteger tu marca es registrarla legalmente. 

Esto te permitirá la seguridad de mantener el nombre resguardado en la o las categorías que la hayas inscripto evitando que puedan copiarte o usar el nombre que tanto tiempo y dedicación te llevo para elegirlo.

 

Una vez que salís al mundo, y con más razón aun al mundo online, en donde las ideas se esparcen con mayor rapidez, es ideal que ya tengas en cuenta el tema del registro de tu marca. La idea es que puedas seguir disfrutando de tu originalidad de este tan querido nombre que define tu marca.

 

Hay estudios de abogados que se dedican exclusivamente a este tipo de registro de marca y que pueden asesorarte y ayudarte.

 

También para mayor información, si estas en Argentina, podes visitar la página del INPI (Instituto Nacional de Propiedad Intelectual) en donde podes interiorizarte aun mas sobre el tema de registro de marcas.

 

Y bien, ya tenés definido el nombre de tu marca? Me contás en los comentarios como se llama, cómo y porqué llegaste a esa elección? Me encantaría conocer esa historia!


Un abrazo grande

Mëy 

Deja un comentario